lun. Sep 16th, 2019

Suárez

Lanús cayó ante River en Núñez

 

Fue por tres tantos contra cero. Este resultado deja al club del sur a dos puntos de los puestos de descenso. Matías Suarez en dos ocasiones y Santos Borré de penal, concluyeron el triunfo del local que suma cuatro unidades.

Durante la parte inicial, la aspiración de Lanús de radicar su juego en campo contrario y descomprimir el orden colectivo de River, fue primordial para el desarrollo del partido más allá que en el andar del mismo, el conjunto de Luis Zubeldia empezó a desestabilizar su coordinación defensiva. Tras una salida desafortunada de Lautaro Valenti, Ignacio Fernández capitalizó e impulsó a Matías Suarez que en el área fue desestabilizado por Ezequiel Muñoz, producto de un penal señalado por Germán Delfino.

Santos Borré se encargó de invertir el tiro para adelantar al local. Desde ese momento la prevalencia del Granate ocasionó nuevas alternativas de promulgar la ventaja en el Millonario. A través de la presencia de Enzo Pérez y la rápida inserción de los delanteros al andar del equipo, el conjunto de Núñez exhibió intenciones de aumentar el marcador, que se convirtió en efectivo a la media hora, luego de una nueva equivocación del sector defensivo de la visita; Nacho Fernández acaparó al habilitar en tiempo y espacio a Suarez, que direccionó la definición al palo opuesto de Agustín Rossi.

La paridad comenzó a sintetizar el avance de River en el campo y Lanús no tuvo opciones de promulgar sus ansias de encontrar la jerarquía de José Sand en zonas aledañas al arco de Armani. Por eso, y pese a la proporcionalidad en la posesión de balón, la preponderancia del equipo de Marcelo Gallardo conformó el cierre de los primeros 45 minutos.

La etapa complementaria planteo un panorama similar al desenlace del primer tiempo ya que el Granate continuó demostrando limitaciones en el armado de juego y River promulgó su esencial presión colectiva de cara al arco del rival.

No obstante, el desempeño del equipo de Gallardo disminuyó en cuanto al ritmo de sus laterales y volantes. La inclusión de Nicolás de La Vega influyó en cierta medida pero frente a un tiro desde los doce pasos, el uruguayo desperdició la posibilidad de ampliar el triunfo en una definición escaza que Rossi interpreto en milésimas de segundos.

Las insistencias de generar oportunidades de gol corrompían todo planteo de la visita y su arquero incidió en la obtención de tantos en contra por diferentes intervenciones que eximieron los minutos restantes del compromiso. A pesar del desempeño de Rossi, al minutos cuarenta y uno, Suarez consolidó otra actuación validada tras anticipar un saque de esquina e interferir en la presencia del arquero que significó la victoria de River Plate sobre Lanús por 3 a 0.

Atlético Tucumán se clasificó a pesar del sufrimiento

La ventaja cosechada como local de 3-0 obtenida por Atlético Tucumán le sirvió para llegar un poco más holgado al Monumental. Aunque con el River de Marcelo Gallardo no existe la palabra confianza y comodidad cuando un resultado parcial te favorece y quedan 90 minutos por delante. En el local regresó Milton Casco, clave jugando como si la lesión no lo marginara un mes fuera de las canchas.

Todo parecía tornar de un tono perfecto para los «Millonarios», porque a la dinámica impuesta y lo avasallante en ataque que fue, había que agregarle la solidez defensiva obtenida. El primer tanto del descuento llegó de una jugada memorable que parecía tener perdida Matías Suárez, pero su pase con caño incluído a Camilo Mayada y la asistencia de éste último a Ignacio Fernández, hizo que el ex Gimnasia defina de taco para adornar un golazo. Restaban 75 minutos en ese entonces. Apareció el segundo a los 40 minutos de la primera parte, el borbollón con jugadores de uno y otro trabando hizo que Lucas Pratto quede cara a cara con Cristian Luchetti, definiendo por debajo del brazo del «1» de 40 años.

En el complemento, llegó lo que parecía tornarse imposible: el gol de Atlético Tucumán desde la pelota parada. Córner desde la derecha, peinada de Leandro DíazJavier Toledo apareció para disfrazarse del «9» que es y anotar el ansiado descuento. El ex Chacarita llegó a 6 gritos con la camiseta del «Decano», todos en esta competición. Hombre que supo trabajar de albañil para poder manter su sueño de futbolista.

Hubo arremetida final, porque River jugó tan bien que se merecía caer de pie. Suárez convirtió el tercero empujando la bocha tras el pase que Nicolás de la Cruz le cedió al medio. Hubo momento para el doblete del «Oso» Pratto, porque el ex Vélez apareció sólo en área chica tras una jugada de pelota parada que le permitió soñar al «Millo», aunque sea por los 10 minutos que restaban de juego.

Histórica clasificación de Atlético Tucumán

Cayó pero pasaron los tucumanos, el equipo de Ricardo Zielinski sigue haciendo historia en el fútbol grande de Argentina. Está a tres partidos de poder consagrarse por primera vez en toda su trayectoria dentro del plano local. Aguantó, resistió, combatió y se llevo el premio mayor ante nada menos que el campeón de la Copa Libertadores de América.

El ciclo del «Ruso» da la sensación que tendrá varios capítulos por delante, así como el sueño de seguir cosechando grandes resultados en el país y en Latinoamérica. Además de no dejar de recalcar que su presencia genera una incomodidad en los riverplatenses, recordando que el entrenador de Belgrano el día que, en ese entonces su equipo, envió a los comandados por Juan José López el 26 de junio de 2011.

Se le viene Tigre, quizás el mejor equipo en cuanto a nivel colectivo de los últimos 10 partidos del ámbito primera división. El encuentro de ida será este sábado 18:45 en Victoria y la definición será el 25 del corriente mes en el José Fierro tucumano. Para el 2 de junio, quizás en el Estadio Mario Alberto Kempes, de uno de ellos dos estará el primer finalista de la Copa de la Superliga.

Lo mejor de River vs Atlético Tucumán:

Barcelona quedó cerca de Madrid gracias a Messi

Fútbol en su mayor expresión. El duelo catalogado como la «Final anticipada» de la UEFA Champions League dejó un encuentro de ida atrapante para el espectador neutral. Sin duda, Barcelona y Liverpool representan el podio de los mejores equipos del mundo, aunque el primero cuenta con los ases más importantes. Duelo parejo desde el aspecto ofensivo y defensivo de ambos. Los «Culés» apostaron a su jerarquía individual de tres cuartos de cancha en adelante y sabiendo atravesar la barrera de presión delantera que los visitantes generan habitualmente. A los «Reds» solamente les sirvió ser como es habitualmente para redondear un rendimiento bueno a pesar del abultado marcador.

Jordi Alba y un centro desde el sector izquierdo que Luis Suárez calculó para aparecer a la carrera por el medio de Joel Matip y Virgil Van Dijk, aunque más cerca del camerunés que del holandés, para poder conectar y abrir el marcador en el Camp Nou a favor de Barcelona. Pero los comandados por Jurgen Klopp pudieron igualar los tantos con una jugada casi parecida: envió desde el costado derecho de James Milner y el picante Sadio Mane la envió por encima del travesaño tras patear con su pierna menos hábil.

En el complemento, todo fue a pedir de los de Jurgen Klopp, presión, juego de posesión, dinamismo cerca del área contraria aunque faltó el material fundamental: definir y convertir. La ausencia de Roberto Firmino se hizo notar y la improvisación de Georginio Wijnaldum no hizo más que rebajarlo en uno de sus peores partidos de una temporada muy buena a modo personal. Allí creció la imagen de Marc André Ter Stegen, de poca valoración para un arquero que ha cumplido con creces en esta campaña del Barcelona, que concretó tres atajadas claves ante dos disparos de MIlner y el restante de Mane.

El Show de Messi

Paradójicamente, los últimos 16 minutos de partido fueron los que le bastaron para que Lionel Messi sea más que influyente para ensanchar el resultado a favor del «Barça» en lo que parecía un juego discreto desde lo personal. Una vez dentro de tantas veces que ocurre y para demostrar por qué es la figura que él elaboró hace 13 años. Primero, tras un quite de Arturo Vidal, soberbio partido del chileno siendo empuje defensivo y ofensivo de los de Ernesto Valverde, una serie de rebotes cuando la «Pulga» y el «Pistolero» asomaron en el área, ocasionó que éste último envíe su remate al travesaño y con el arco a su merced, el rosarino solamente precisó hacer oficial el segundo tanto blaugrana.

Bajón anímico de uno, aluvión para un equipo lo es Barcelona con todos sus jugadores de categoría además de contar con el mejor de todos. Tiro libre de 29 metros de distancia y Messi lo hizo otra vez. Golazo de otro planeta para llegar a los 600 en calidad de clubes en 683 juegos, algo que Cristiano Ronaldo obtuvo el último domingo en 799 cotejos. 3-0 impensado para el espectador común, ya que todo parecía que si Liverpool convertía, todo llevaba a un envión para dar vuelta el marcador. De la mano de Messi, el conjunto catalán irá a Anfield con un poco más de tranquilidad aunque no debe descuidarse. Y más por el antecedente de la Liga de Campeones pasada, donde un 3-0 en contra ante Roma lo dejó con las manos vacías.

Ah y la curiosidad de la estadística tiene una más a favor del rosarino. En 2011, anotó dos en semis ante Real Madrid a los 76 y 87 en el Bernabeu, en 2015 marcó a los 77 y 80 ante Bayern Munich como local, en ambos fue campeón Barcelona. Ahora, a los 75 y 82, ¿habrá grito de campeón?

Dezazón para Liverpool

No solamente el 3-0 que se hacía efectivo tras el golazo de Messi remarcaba que la suerte no estuvo de su lado, sino también que ni el tiro del descuento pudo estar a su favor. Ter Stegen y la defensa taparon el gol de Firmino y en el rebote, con 3 defensores arrojados en el suelo dentro de su arco, Mohamed Salah estrelló la pelota al palo. Partidazo del egipcio para hacer complicar a Jordi Alba, pero no pudo contrarrestar la marca de Cristian Lenglet a la hora de jugar a espaldas al arco o encontrar el giro perfecto para poder rematar. Los de Klopp saben que esta es una temporada fantástica porque pelearán la Premier League hasta el final y por llegar entre los 4 mejores de la Champions sabiendo que el golpe psicológico sufrido el año anterior ante el Madrid en Kiev podía haber jugado su papel.

A primera vista parece que su sueño internacional por lograr el 6º título de la competición que no logra hace casi 14 años se empieza a desvanecer. Pero bien sabe este plantel que no está muerto quien pelea y que conoce de remontadas históricas, como cuando debió acceder a octavos de final en 2005 ganando por un margen estrecho de goles ante Olympiacos o cuando el Milagro de Estambul hizo una final histórica de su parte ante Milan. O en la actualidad, cuando de un 1-3 pasó a ganar 4-3 a Borussia Dortmund en 2016. Liverpool intentará que el martes 7 de mayo, en otro capítulo de su rica historia internacional, quedé estampado el «Milagro de Anfield».

Los goles de Barcelona 3-0 Liverpool:

Barcelona y Messi van por la ‘sexta’

Es hoy por hoy el mejor equipo del mundo, sabe que la presión en esta fase de competición la tiene toda a su favor para su desgracia. Cuenta con el mejor jugador del planeta como su ancho de espadas, y con su ancho de basto en una de las alianzas más votadas por el público. Barcelona tiene noción de que no posee a Real Madrid o incluso Juventus en su camino, pensando en el «Merengue» que obtuvo tres Champions en fila tras su última coronación, en 2015. E imaginando una hipotética final contra el equipo de Cristiano Ronaldo, algo que Ajax se encargó de disipar.

Ernesto Valverde es el entrenador de un plantel que está a 4 victorias en fila de consagrarse por 26º vez en la Liga de España,  segunda al hilo y la cuarta en 5 temporadas, colocándose a 7 de su archirrival. Además, el 25 de mayo va por su 31º Copa del Rey y la quinta de forma consecutiva. La necesidad imperiosa por seguir sumando títulos internacionales, más precisamente Champions League, hace que del plano local no haya mucho por qué preocuparse, algo que no tienen de forma holgada los otros tres competidores. Aunque una nueva caída en esta vía podría significar una evaluación de los dirigentes, sin importar el alto nivel ininterrumpido mostrado en lo que va de campaña. Además, la final se disputa en el Wanda Metropolitano de Madrid, por lo que, sin importar que el estadio es del Atlético, dar una vuelta en tierras «hostiles» permite tener más motivación de cara a lo que se viene.

El ex entrenador de Athletic Club de Bilbao es de los pocos que mantiene una férrea ambición por usar siempre un mismo estilo de juego y esquema. Cuando se trata  de compromisos de mayor calibre, es de aquellos entrenadores que modifican en función a lo que proyecta su rival. Por eso no sería alocado ver un 4-4-2 en lugar del 4-3-3 que nos tiene acostumbrados. Con mediocampistas pensados para tapar huecos o carriles de pase, como ya ha aplicado en varias ocasiones. Aún así, este el detalle del gran plantel de Barcelona que comanda actualmente.

De la mano de Messi y Suárez, está la clave goleadora

En su momento fue una triple alianza sudamericana con Neymar, Messi y Suárez. Ni más menos que la unión de un brasilero, argentino y uruguayo, las tres caras más destacadas del continente. Pero a partir de la ida de Ney al Paris Saint Germain, la «Pulga» y el «Pistolero» tomaron las riendas de Barcelona, no dejaron de brillar y sus aportes goleadores o asistidores son más que importantes a tal punto que son los ases de espada y basto respectivamente del equipo.

Es la dupla que nunca te deja pagando, como el lenguaje coloquial argentino, ya que sus jerarquías pueden destrabar un encuentro, aunque sea Messi el que encabece la mayoría de las veces ello por las razones que todos conocemos de su nivel estratosférico de juego.  De los 59 partidos que totalizan, poseen 68 tantos y 29 asistencias. Es decir, que 97 de los 127 (76%) que el equipo convirtió tuvo su aporte dentro de la jugada. El rosarino tiene 45 goles (18 pases gol) mientras que el hombre de Salto lleva 23 (11). Ambos son los máximos anotadores en la historia de sus respectivas selecciones. Además, el uruguayo es el máximo goleador de todas las competiciones oficiales de los jugadores que poseen dicha nacionalidad, con 424 goles. Y no hay que olvidarse que volverá a Anfield tras los 82 tantos anotados en 133 juegos depositados entre enero 2011 y mayo 2014.

El resto del plantel

Marc André Ter Stegen ha mejorado mucho su nivel desde su llegada en 2014 a Barcelona como el arquero reemplazante de Victor Valdés, quien estuvo durante más de 10 años defendiendo el arco «culé». Entre Nelson Semedo Sergi Roberto está la disputa del lateral derecho, uno u otro rotan dependiendo del rival que esté enfrente. Aunque el segundo mencionado, puede hacer las fases de volante, un poco más adelantado que el portugués. Gerard Piqué se mantiene como siempre, desde su llegada en 2009, siendo el valuarte de la defensa. A su lado se encuentran Samuel Umtiti Clément Lenglet, dos caras jóvenes francesas que enriquecen la zaga con características un tanto diferentes entre uno y otro. El intachable Jordi Alba es el lateral izquierdo, quien inició en La Masía como enganche y tras su primer paso profesional en Valencia como carrilero, fue recomprado por el BarÇa para que hoy sea otro socio ideal de Messi.

Sergio Busquets manda en el centro del campo, como desde la llegada de Pep Guardiola al banco catalán en 2008-09. Simpleza con pelota al pie y marca lo dotan de uno de los mediocampistas defensivos más completos del fútbol mundial. Como dos interiores hay variantes, pero Ivan Rakitic por derecha y Arthur por izquierda, la aparición brasilera tras su gran actuación con Gremio en la Libertadores de tan solo 22 años y adaptándose como si fuera un jugador europeo a lo que demanda el plantel. Los reemplazos son Arturo Vidal y el juvenil Carles Aleñá, una aparición que promete y más aún viniendo de La Masía.

Para acompañar a Messi y Suárez, las circunstancias del rival y el partido harán que Philippe Coutinho Ousmane Dembélé, un extremo con características de mediocentro creativo y el otro, un jugador veloz por las bandas preparado para asistir. Además, el brasileño volverá a Liverpool tras 5 años disputados allí, ya que hasta enero 2018 era un valuarte del plantel siendo dirigido por Brendan Rodgers y posteriormente Jurgen Klopp. Totalizó 54 goles, 43 asistencias en un total de 201 encuentros afrontados. Barcelona está listo para la contienda, la cual iniciará en Anfield el miércoles 1º de mayo y cerrará en Camp Nou el martes 6 del mismo mes.

Barcelona – Atlético, duelo clave

Blaugranas y colchoneros se miden hoy desde las 15.45 en el Camp Nou por la fecha 31 de la Liga Santander en un partido transcendental para la competencia. 

El duelo de primera ronda disputado en el Wanda Metropolitano finalizó 1-1 con goles de Costa y Dembélé. En esta instancia, las cosas son muy diferentes; Barcelona marcha líder y le saca ocho puntos al Aleti  que se encuentra segundo.

Los dirigidos por Ernesto Valverde llegan a este encuentro luego de un partidazo ante Villarreal en La Cerámica (4-4) que hizo transpirar a los catalanes y les mostró que no pueden relajarse todavía. El encuentro de esta fecha podría liquidar la Liga a manos de los culés  ya que, de ganar, le sacarían 11 al escolta con 21 puntos por disputarse. Otro punto interesante del partido es que se muestra como la previa del choque por Champions frente a Manchester United y le puede dar al Barca el envión necesario para disputar los 4tos. Para hoy, se prevé la vuelta de Piqué y Rakitic, quienes tuvieron descanso completo el martes pasado.

Por el lado del Cholo y su buque de guerra, arriban a la capital catalana luego de vencer 2-0 al Girona en Madrid y saben que deben ganar o ganar para tener posibilidades de campeonato en la Liga, ya que quedarían a 5 puntos del liderazgo. El Cholo todavía no le pudo ganar a Barcelona por Liga (5E – 9P) y sería el momento indicado para cortar la racha negativa. Además, está la vuelta de Griezmann en la ofensiva acompañado por Diego Costa para dar batalla sin cuartel en el Camp Nou.

Partidazo en Cataluña. Uno de esos que en 90´ definen o dejan las puertas aún más abiertas a la emoción. Toda una Liga pendiente a lo que sucederá en la casa del Barca.

Transmite DirecTV Sports.

River y Alianza empataron en Lima

En la acción culmine del partido, Cristian Ferreira saco a relucir su técnica en los tiros libres y almacenó una igualdad de River ante Alianza en el estadio Nacional de Perú. José Manzaneda había adelantado al conjunto de Miguel Ángel Russo, y en consecuencia, quedan en segundo lugar del grupo A.

 

En el lapso de la primera mitad, River planteo un juego dinámico y con variada participación de los volantes junto a los delanteros. Sin demasiada trascendencia de Juanfer Quintero, el equipo de Marcelo Gallardo fue saltando las líneas propuestas de Alianza Lima y generando diferentes ocasiones para que los delanteros determinan el desenlace de las mismas.

 

Determinada la magnitud de su desempeño, el conjunto local se agrupaba en campo proprio pero la exactitud del Millonario al momento de desenvolver la ofensiva, le permitió a la visita producir diferentes posibilidades de anotar, las cuales Ignacio Fernández presenció la más significativa pero Pedro Gallese le impidió la anotación sobre su vértice izquierdo.

 

Marcadas diferencias hacían pensar en un desenlace favorable al club argentino, sin embargo esa notoriedad fue mermando por las pérdidas constantes de pelota en el mediocampo que los rivales capitalizaron para ampliar el margen de ataque.

 

Igualado en el ritmo, el once de Miguel Russo empezó a desestabilizar la línea defensiva contraria y a la media hora, Rodrigo Cuba proyecto un lateral al área y Martínez Quarta dejo un rechazo en vano que José Manzaneda priorizo para sentenciar el 1 a 0.

Entonado por la ventaja, el desempeño del conjunto de Lima relegó a River de sus virtudes en el ataque y lo ubico en el mando del partido, que pudo ser perjudicial para el visitante por errores de coordinación, pero que se dirigió al vestuario con Alianza por delante.

 

 

En la etapa complementaria, Alianza desistió de la escaza posesión de pelota que tenía como alternativa de juego y River sustentó esa falencia para superar las insistentes formas de defensa del rival y encontrar en el banco, la permanencia de Matías Suarez y Christian Ferreira en los metros finales.

Dada las continuas búsquedas de la visita, el factor defensivo del local fue deteriorándose y luego de agrupar interpretes en el ataque, Javier Pinola envió un centro férreo pero Rodrigo Cuba obstruyó ele esférico con su mano y Wilmar Roldan marco el tiro desde los doce pases, que Santos Borre se encargó de dirimir y Gaselle se interpuso con una atajada extrema que mantuvo la diferencia del resultado.

No obstante, la oposición de concretar no disminuyó la intensidad del Millonario que a segundos de finalizar el cotejo, tuvo un tiro libre limite a la línea de definición que Ferreira llevo a cabo con un tiro inobjetable para Gallese.

El empate terminó de determinar los avances del campeón vigente, que junto a Alianza comparten el segundo lugar por debajo de Internacional de Brasil, producto de la victoria ante Palestino de Chile.

 

 

 

El pirata con la misión de asustar al lobo

Belgrano recibe a Gimnasia este viernes desde las 19.00 en el Gigante de Alberdi por la fecha 11 de la SAF.

Los celestes, por ahora, no la están pasando bien en el torneo, marcha 23° y sacó solo 1 punto en los últimos cinco encuentros y necesita con urgencia sumar para engrosar el promedio. Diego Osella se encontró con varias dificultades para armar el 11 que saldrá a la cancha en Córdoba debido a que Suárez tenía una molestia (ya está descartado para el choque) y aún no estaban definidas las sanciones de Lugo y Quiroga. Ante esto, el probable equipo saldrá de Rigamonti; Guidara, Menosse, Nani, Luna; Lértora; Denis Rodriguez, Alanís, Brunetta, Aguirre; Sequeira. En caso de que solo haya sido una fecha de suspención para Lugo, éste ingresaría por Brunetta (quien lleva solo dos prácticas desde su lesión) y se correría a Sequeira hacia la derecha, permitiendo el ingreso de Balboa como centrodelantero.

El lobo platense llega entonado a la docta luego de la victoria 2-1 sobre Boca la fecha pasada. A priori, Pedro Troglio comenzaría con el mismo equipo que derrotó a los xeneizes. Los triperos se encuantran 11° en el torneo y con bocanadas de aire fresco respecto de la parte baja de la tabla en la cual están interesados, la de los promedios.

Belgrano no quiere dejar entrar al lobo a su casa e irá a la guerra con el objetivo de que los tres puntos se queden en Córdoba.

Clásico cordobés

Talleres y Belgrano chocan este domingo en el Kempes desde las 17.00 en el partido más importante de la fecha 8 de la SAF. Con las dos hinchadas presentes en el estadio mundialista, la docta se llena de color en este choque trascendental.

El duelo fue adelantado (se iba a jugar 17.45) y medirá a dos técnicos en la cuerda floja.

Por el lado«matador» , vienen de una derrota en Paraná frente a Patronato por 2-1. Vojvoda sabe que se encuentra en falta y se hace cargo de la situación negativa que vive el conjunto albiazul. Si bien se pensaban cambios para este compromiso, el ex DT de Defensa y Justicia, mandará a la cancha al equipo que sale casi de memoria con la variante del ingreso de Maroni al equipo titular. Herrera, Godoy, Komar, Quintana, Medina; Pochettino, Guiñazú, Ramírez; Maroni, Bustos y Arias.

En la vereda «pirata»,  arriban al clásico con dos derrotas consecutivas (Aldosivi 2-1 y Huracán 1-0). Bernardi no ha encontrado, hasta el momento, la clave para que Belgrano funcione como el avasallante que fue en la 1era fecha o en la victoria frente a Estudiantes. Para este encuentro, se vendrá un cambio de esquema y de nombres; pasará de 4-4-2 a 4-2-3-1. Lugo vuelve al equipo titular luego de varios meses (lesión) y Balboa irá al banco. Los elegidos por el rosarino para saltar desde el arranque serían Rigamonti; Guidara, Olivarez, Menosse, Quiroga; Lértora, Gil Romero, Sequeira, Lugo, Alanís y Suárez.

Las hinchadas pintaran de azul y celeste el Kempes y brindarán su partido aparte en lo que será el choque más apasionante de la fecha. Talleres-Belgrano, Belgrano-Talleres, el clásico cordobés pinta para partidazo.

Paliza blaugrana en Londres

Barcelona liquidó 4-2 a Tottenham en Wembley con un Messi intratable por la jornada 2 del Grupo B de la UEFA Champions League. Los culés son líderes del grupo junto al Inter italiano, ambos con 6 unidades.

El partido inició vertiginoso. El Tottenham presionando alto a Ter Stegen y el Barca con una rápida transición se puso 1-0 al minuto de juego. Messi se sacó rápidamente la marca en la mitad de la cancha y encaró para luego abrir con Jordi Alba quien, al ver la presión de Llorís, tocó para Coutinho que definió con el arco casi vacío desde afuera del área. A pesar del gol, el local no se vio golpeado y buscó no solo el control de la pelota, sino el arco rival generando varias llegadas a los tres palos catalanes. Los equipos se repartieron la posesión del balón con una leve mejor utilización del mismo por parte de los españoles.

Tuvieron que pasar mas de 20′ después del gol para que uno de los arqueros tuviera acción cuando Harry Kane probó desde afuera del área con un remate peligroso que fue atrapado si conceder rebote por parte de Ter Stegen. Jugada seguida vendría un verdadero golazo del Barcelona. Centro de Messi a Suarez, el uruguayo la bajó para Coutinho quien, luego de que su remate fuera atajado por Lloris, asistió a Rakitic y el croata la agarró de aire desde afuera del área para poner el 2-0 español en 27´.

Un Messi intratable seguía manejando el ataque blaugrana y hacia estragos en la defensa inglesa que no podía hacerse con el control de la pelota y, cada vez, retrocedía más. Con el correr de minutos esta tendencia se profundizaba, Barcelona jugaba muy bien y estaba realizando un monólogo en Wembley frente a un Tottenham que se encontraba sin ideas y muy cerca de su arquero.

El ST inició con un ataque de Messi, quien dejó descolocada a la defensa y remató a colocar abajo, pero la pelota dio en la base del palo ahogando el grito de gol del argentino. La siguiente jugada tuvo el mismo creador y el mismo final, el palo le negaba nuevamente el gol a la pulga. Y como dice el dicho «los que no haces, te los hacen», Tottenham salió desde el fondo y la pelota le llegó a Kane que se sacó la marca de Semedo y definió a colocar para poner el 2-1 en 51´. Los locales sin hacer mucho se ponían a tiro del empate.

Pero el Barca no se quedaría atrás y Messi tendría revancha. El argentino abrió de manera clásica para Jordi Alba y el español de manual devolvió para que la pulga que entraba al área defina solo luego de que Suarez deje pasar la pelota. Los culés se encontraban rápida y nuevamente con ventaja de dos en el marcador.

El partido siguió la misma dinámica hasta que los locales llegaron otra vez al gol, esta vez por parte de Lamela y un remate que se desvió en Lenglet y descolocó a Ter Stegen. 3-2 estaba el partido en favor del Barca en 66´ aunque las emociones no terminaban ahí ya que era un partido no apto para cardíacos, pero el resultado no mostraba la superioridad neta de los españoles. Un error del fondo local hizo exigir a Lloris que perdió con Messi y, si no hubiera sido por Sanchez, casi marca el cuarto culé.

A partir de ese momento, el partido se volvió desordenado con el Tottenham pechando hacia adelante, pero con mucha nubosidad en las ideas, y el Barcelona defendiendo seguro y bajando el ritmo del encuentro cada vez que se adueñaba de la pelota. Como era de esperar, al partido le faltaban emociones por vivir. Lucas Moura entro al área solo y fue Lenglet el que salvó lo que hubiera sido el empate de los Spurs.

A falta de 2´, un nuevo error londinense y un posterior pase de Jordi Alba (con dejada de Suarez en el medio) dejó a Messi solo frente a Lloris para decretar el 4-2 blaugrana y liquidar el partido.

En un gran encuentro, la superioridad española pudo más que los ingleses y el Barca vuelve a Cataluña con 3 pts. importantísimos en el bolsillo.

Barca-PSV, comienza la Champions

Barcelona debutará de local en la Champions League cuando reciba hoy desde las 13.55 al PSV holandés. Ambos equipos, los cuales resultaron campeones en la temporada pasada de sus respectivas ligas, comparten el Grupo B junto al Tottenham inglés y al Inter italiano.

Barca inicia el torneo con el objetivo de recuperar el cetro europeo que se le ha negado desde la  temporada 14-15. El la Champions pasada, los catalanes cayeron en 4tos de final frente a la Roma en una serie que inició con ventaja para los españoles (4-1 en el Camp Nou), pero que se les escapó increíblemente de las manos (3-0 en el partido de vuelta disputado en el Olímpico de Roma). Los culés  llevan tres torneos seguidos sin poder superar los 4tos. La última vez que lo logró, se consagró campeón. Con un andar invicto en la liga, el barca comenzará su camino a la conquista del máximo torneo internacional a nivel clubes en Europa.

El campeón holandés la tiene difícil, pero arriba a la capital de Cataluña con la esperanza de iniciar su andar internacional con el pie derecho. Dirigidos por un ex-Barca, Mark van Bommel, los rojiblancos también están invictos, punteros y jugando bien en su liga doméstica. Tal es así, que vienen de golear 6-1 al Willem II y 7-0 a Ado Den Haag. Los campeones de Europa en la temporada 87-88 quieren volver a la historia grande del continente.

El encuentro será dirigido por el griego Tasos Sidiropoulos y representará el estreno de partidos de Champions en esta franja horaria.

error

Seguinos!