Traverso

El 2017 en materia automotor

El 2017 se está terminando y en este artículo encontrarás lo más destacado en cuanto a las diversas competiciones del ámbito nacional e internacional del automovilismo

Top Race

Así como el 2016, Mariano Altuna y Agustín Canapino llegaban a la última jornada del campeonato como los corredores a quedarse con la 20º edición de la misma. Y así como ese año, el ganador iba a retener su corona. 6 unidades eran los que lo separaban al “Monito” de Lobería y el “Titán” de Arrecifes de cara a la prueba disputada en el Autódromo de Paraná; fue este último quien en una carrera infartante que hasta pudo haber quedado afuera tras el encontronazo que justamente ambos tuvieron pero que terminó con abandono de Mariano.

Fue Canapino, finalmente, quien con un tercer puesto (inesperado por la serie de abandonos en el último giro) se adjudicó el séptimo título, ampliando aún más sus galardones y ventaja ante Juan María Traverso y Omar Martínez. Los anteriores habían sido en 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2016, solo Matías Rodríguez cortó la racha en 2015. En 2017, totalizó tres victorias, cinco podios y un 7º, 6º, 10º puesto y un abandono en 12 carreras disputadas con su Mercedes Benz.

Turismo Nacional

Tanta espera puede valer la pena, diez años después del título obtenido en la Fórmula Renault, Mariano Werner se consagró campeón del TN Clase 3 en una definición mano a mano ante Emanuel Moriatis en el Autódromo de Rosario. Una revancha para un corredor que tuvo un año opaco en el Turismo Carretera ante la sanción provista en la definición 2016 donde lo dejó a Matías Rossi sin chances matemáticas y Ortelli pudo quedarse con su séptima corona.

Ambos alcanzaron a estar 7º y 8º respectivamente; finalmente, el Peugeot le sacó el grito de Bicampeón al Ford y se convirtió en el nuevo rey del Turismo Nacional ya que Moriatis debía ser 6º para poder consagrarse. En el año, Werner registró solo un triunfo, 5 podios, dos 7º puestos, un 4º, 17º, 8º y un abandono en 12 fechas transitadas.

Súper TC2000

Precisaba una revancha después de solo centésimas que le impidieron llegar a lo más alto del Turismo Carretera; un año donde lo tuvo en las definiciones de las últimas jornadas de las dos categorías donde participó, debía concluir con el primer título para su vitrina. Quizás, el Súper TC2000, llegaba con una definición al Autódromo Oscar Cabalén de Córdoba donde un milagro debía ocurrir ya que eran más de 30 puntos lo que lo separaban a Facundo Ardusso de Mariano Werner.

Fue segundo de inicio a fin mientras que el nacido en Panamá 4º, aunque el puesto de “Sub” se quedó para Canapino, ganador de esa última prueba. No solamente la alegría del Renault pasaba por el campeonato del corredor de Las Parejas, Santa Fe, sino también por la marca. El “Rombo” no era campeón desde 1993, cuando el “Flaco” Traverso se había coronado por última vez, desde ahí, sus 8 títulos quedaron vigentes hasta 2017 y fueron igualados por Ford en 2010; ahora, el cambio fue más que claro y siguiendo la línea de “Flaco” a “Flaco”. El año de Ardusso lo tuvo con 3 victorias, 7 podios, 7 pole position, dos 6º puestos y dos abandonos en 14 jornadas.

Turismo Carretera

El piloto del año es sin dudas Agustín Canapino: campeón Top Race, subcampeón Súper TC 2000 y campeón de la categoría más antigua del automovilismo argentino. Hace rato que un piloto no se acerca a la triple corona de la manera en que el arrecifeño llegó, y demás está decir, que no hay registro de una obtención como la que vivió en aquella última jornada disputada en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata. Además, el recuerdo de la definición vendrá con el recuerdo de ser el ganador en el año 80 del TC, algo de lo que se ha celebrado y mucho a lo largo del año.

La remontada fue épica, mientras Ardusso -casi quiebra la racha de 46 años sin que Torino salga campeón- no podía salir del 10º -llegó con varios puntos de distancia- Canapa superaba coches tras largar 11º, el 4º parecía tan cercano como lejano; en el último suspiro pudo superar a Alan Ruggiero para convertirse en el nuevo campeón con apenas ¡0,25 puntos de diferencia! Su palmarés de 2017 lo tuvo con un triunfo, 4 podios, tres 4º puestos, tres 12º, un 5º y 7º puesto más un abandono en 15 jornadas.

Formula 1

La definición se produjo dos fechas antes, aunque se encaminaba a ello a falta de 5 carreras aproximadamente en una lucha ante Sebastian Vettel en donde Ferrari soñó con pelearle a los poderosos Mercedes Benz hasta el final, pero no pudo ser así. Lewis Hamilton volvió a lo más alto tras lo que había sido el título de Nico Rosberg en 2016. Fue en el Autódromo Hermanos Rodríguez de México donde precisó el 4º puesto para consagrarse por 4º vez en su historia y colocarse en el podio de los más ganadores de títulos de la misma. Igualó a Sebastian Vettel, Alain Prost, y se puso a uno de Juan Manuel Fangio y a tres de Michael Schumacher. Sin dudas, tanto él como el alemán se encaminan a superar o igualar a estos dos y seguir escribiendo páginas de un duelo que entró en la historia de la F1.

El año del británico lo tuvo con 9 victorias en 18 presentaciones, cuatro 2º puestos, cuatro 4º más un 5º, 7º y 9º siendo él como Esteban Ocon los corredores que no abandonaron en lo que fue del año y las 20 carreras disputadas. En la próxima temporada, se esperan nuevos cambios en los monoplazas que traerán mucho de qué hablar

Formula E

Con participación de José María López, la Fórmula E había arrancado el 2017 con Sebastien Buemi como el líder tras ganar las dos primeras carreras, pero se terminó a mitad de año con otra persona en lo más alto sacando ventaja de la ausencia del suizo mencionado anteriormente. Ese otro corredor es Luca Di Grassi, quien se consagró saliendo 7º en el EPrix de Montreal, aunque la diferencia la hizo cuando Buemi no participó en las dos pruebas de Nueva York y con la descalificación que este había sufrido en la primer carrera de Montreal.

Párrafo aparte para “Pechito” López, el cordobés consiguió dos podios -2º en París y 3º en Montreal- para salir 9º en el campeonato aunque con su ausencia en Nueva York por la misma razón del subcampeón: El Campeonato Mundial de Resistencia (WEC). Lo malo, no fue tenido en cuenta, además que de su ahora ex equipo DS Virgin, para la temporada que ya comenzó en Hong Kong el 2 y 3 de diciembre.

Di Grassi participó de las 12 fechas, 7 de ellas culminando en el podio: Ganó dos, en 3 salió 2º y terminó 3º en dos oportunidades con el ABT Schaeffler Audi Sport. Sólo una debió abandonar (París), terminó dos veces 5º y una vez 4º y 7º. 181 puntos en total para el nacido en Sao Paulo de 32 años de edad y de paso por la Fórmula 1 en 2010 que festejó su primer campeonato como profesional.

Campeonato Mundial de Resistencia

Una de las atracciones que también posee la FIA (Federación Internacional del Automóvil) lo tuvo al equipo Porsche LMP Team con Timo Bernhard –Ale-, Earl Bamber y Brendon Hartley –ambos neozelandeses- como el campeón de la categoría LMP1 que tuvo, dentro de la competición, a un piloto argentino como participante.

Dentro de los números del equipo campeón, solamente hubo un cuarto puesto -6 horas de Fuji-; después cuatro triunfos que fueron de manera consecutiva –entre ellos, las 24hs Le Mans-, tres 2º puestos y un 3º lugar que permitieron arrasar y conseguir por tercer año de corrido el título de la World Endurance Championship.

Nuevamente el protagonista argentino es el corredor al que se hacía referencia en el repaso de la Fórmula E. En este caso, “Pechito” volvió a representar a la Argentina en esta competencia que tiene como escenario principal a las 24 horas de Le Mans después de 4 años, cuando Luis Pérez Companc lo hizo en ese entonces. Su perfomance aquí lo tuvo con un 3º puesto en las 6 horas de Nurburgring y 2º en las 6 horas de Fuji. Después obtuvo cuatro  4º puestos y no pudo participar de una prueba (Spa Francorchamps) debido a un grave accidente que sufrió en Silverstone (salió 13º) que le impidió competir en la anteriormente mencionada. Aún así, fue 7º en el campeonato y lo positivo es que aseguró su participación con el Toyota Gazoo Racing número 9  en el 2018

Campeonato Mundial de Turismos

Tras tres años consecutivos con “Pechito” López siendo el rey vigente de la categoría, su ida al WEC y Fórmula E llamaba a saber quién sería el nuevo ganador de la WTCC; hay que destacar que Néstor Girolami y Esteban Guerrieri eran los pilotos argentinos que ocupaban el lugar de reemplazo del corredor cordobés en diferentes equipos.

Por suerte para ambos, pudieron lograr al menos un triunfo respectivo, quien sacó chapa y diferencia fue Guerrieri: ganó la primera carrera de la 1º fecha en Marruecos, la primera de China y la segunda de la última fecha en Qatar –obtuvo la única pole position aquí-; el de Mataderos conquistó el 4º lugar en el campeonato llegando en dos oportunidades al 3º lugar, despegándose del top 10 en solamente una ocasión y habiéndose retirado en solamente una carrera. Buen papel para el integrante del equipo Honda Racing Team JAS que mantendrá su puesto en el mismo para conducir el Honda Civic.
El “Bebu” conquistó su único triunfo en la 2º carrera de China –en ella, logró su única pole position-, se ausentó en la última doble jornada y consiguió dos veces salir 3º además de siete pruebas en el top ten y dos abandonos.

El campeón del mismo fue el sueco Thed Bjork tras conseguir un 5º y 4º puesto en las dos carreras de Qatar. El piloto de Polestar Cyan Racing (Girolami fue su compañero), cosechó dos triunfos, cuatro podios, cuatro 4º y 5º puestos, dos 7º y una 6º colocación sumado a dos abandonos en su totalidad de marcas en 20 pruebas.

Volvió el Misil

Matías Rossi se quedó con la penúltima carrera del año del Súper TC2000 disputada en el Autódromo General Roca y serán cuatro los pilotos aspirantes al título en la última jornada. Agustín Canapino y Damián Fineschi cerraron el podio.

Lo dominó de principio a fin, se nota que la brisa rionegrina le sienta bien al piloto de Del Viso quien largó desde la pole y nunca tuvo inconvenientes a pesar de que Agustín Canapino lo acechaba a medio o un segundo de distancia. Ha sido un triunfo revitalizante para un corredor que siempre es protagonista en las competencias donde dice presente, pero que en lo que va del año, solamente puede resaltar su trabajo en el Top Race, categoría donde obtuvo 3 victorias y sin chances de calzarse la corona; el TC lo tiene sin victorias en el año en su estreno en Ford y sólo quedó el Súper TC2000, donde las mínimas chances le dan una cuota de ilusión para el final de campeonato. Esta última, donde no había ganado en toda la temporada hasta hoy, casualmente un año y 26 días posteriores a su último logro en la categoría, también en General Roca.

La pelea se situaba en lo que ocurría en el resto de las posiciones, donde Facundo Ardusso y Mariano Werner podían tener un encuentro previo a una fecha final que los podía llegar a tener como protagonistas. El «Flaco» de Las Parejas se adueñó del 4º lugar tras superar a Esteban Guerrieri y por detrás venía Leonel Pernía, su compañero de Renault para cubrirle las espaldas ante un eventual sobrepaso de Werner, quien iba 6º habiendo dejado en el camino a Josito Di Palma -Renault- aunque acarreando secuelas de un duelo que más tarde iba a residir en el transcurso de la prueba.

Era el giro 15 cuando el piloto de Paraná terminó pasándose de largo en una de las curvas tras la rotura de su suspensión trasera derecha que le ocasionó abandonar y perder la chance de optar por varias chances para intentar campeonar o seguirle los pasos a Ardusso. La consecuencia antes mencionada de su disputa ante Di Palma fue lo que posteriormente repercutió en su auto y esto se lo quiso hacer notar el piloto de Peugeot al compañero del puntero del campeonato quien abandonó dos vueltas más tarde: «Corrió para chocarme, obviamente que lo mandaron» había comentado para la transmisión oficial pensando en una orden del equipo líder, y al instante fue a buscarlo al nieto de Luis Rubén para reclamar los hechos en una situación que no terminó para nada bien entre ambos.

Ardusso, la cara de un Renault que puede consagrarse después de 24 años

Finalmente, al triunfo de Matías Rossi se le puede añadir que se convirtió en el segundo corredor con más victorias en el TC 2000/Súper TC2000 con 29 siendo superado por nadie menos que Juan María Traverso con 68 y además 7 títulos en su palmarés, el máximo ganador hasta ahora. Segundo fue Canapino -Chevrolet Cruze-, quien es junto al «Misil» y Werner los que sueñan con arrebatarle el título al Facu mientras que Damián Fineschi fue 3º, 4º Ardusso quien sacó distancias de 36, 39 y 40 puntos a sus perseguidores cuando solamente habrán 41 puntos en juego en la última fecha. Pernía debió abandonar a falta de tres vueltas debido a una rotura de motor en su Fluence por lo que Matías Muñoz Marchesi fue el 5º.

La última jornada se disputará en el Autódromo de Alta Gracia, Córdoba, el próximo 17 de diciembre donde todas las apuestas irán para que Renault finalmente tenga en Facundo Ardusso a un campeón que nunca obtuvo desde la época gloriosa del Renault Fuego liderado por el «Flaco» Traverso hasta 1993, la última corona individual para un piloto del «Rombo».

Posiciones finales de la carrera:

Estos son los pilotos aspirantes al título:

  • FACUNDO ARDUSSO 191 pts
  • 2°  MARIANO WERNER 155 (-36)
  • 3°  MATIAS ROSSI 152 (-39)
  • 4°  AGUSTIN CANAPINO 151 (-40)

80 veces TC

El Turismo Carretera cumple un nuevo aniversario de su historia y será celebrado a lo grande: Una carrera de 1000 kilómetros a disputarse en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, hecho inédito en la categoría.

La entidad madre del automovilismo argentino celebra sus 80 años de vida. Pilotos, modelos de coches, tipos de autos, dirigentes, estilos de circuito o ruta y muchos elementos vitales que componen al Turismo Carretera están y estuvieron presentes en cada año de la competición. Desde aquel 5 de agosto de 1937, donde el ex presidente de la República Argentina, Agustín Pedro Justo, agitó la bandera de comienzo del Gran Premio de Argentina que inició en Buenos Aires y que atravesó Rosario, Santa Fe, Paraná, Corrientes, Resistencia, Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Mendoza, Santa Rosa (LP), Bahía Blanca y tuvo su final en La Plata (con un recorrido total de 6.894 kilómetros que fue colocado en el libro de Record Guiness) se dio inicio a una competencia que duró 10 días siendo Ángel Lo Valvo el vencedor el 15 de agosto.

En aquel entonces, el Automóvil Club Argentino (ACA) fue la entidad ideóloga de que el TC se instale para quedarse en el país. La función del ACA era la de fiscalizar y organizar cada prueba de la categoría. Para ello, se destinó a la Comisión Argentina Del Automovilismo Deportivo (CADAD). Una relación estrecha hasta 1979, donde los conflictos y discusiones entre ambos no cesaban, por lo tanto, la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC)  tomaría las riendas en cuanto la fiscalización además de la organización de cada carrera como hace en el día de hoy.

Una competencia que destaca claramente por la participación de varios coches. En un principio, sólo Ford y Chevrolet estaban presentes en cada año brindando una rivalidad que sigue vigente y que ha sido transmitido de generación en generación. El “Óvalo Azul” domina en cantidad de títulos a la “Chevy” con 42 sobre 19. Luego se gestó la aparición de Torino (5) y Dodge (10) por los años 60, marcas que tuvieron ciertos momentos de auge pero que, a lo largo de la historia, le ha tocado ver triunfar a las otras dos mencionadas anteriormente en muchas ocasiones. Además de marcas, hay que hacer mención de la evolución del coche en sí: Los coupé abrieron la etapa hasta los 60’ donde los Sport Prototipos llegaban para innovar a la competencia que incluso surgieron otras 3 competiciones, por los años 70, donde también aparecían los autos de serie, coches que hasta el día de hoy siguen siendo utilizados para cada carrera de la temporada.

Un TC que no sería posible, como cada carrera, sin el desarrollo de un camino o circuito para cumplir con cada etapa. Acá viene una de las partes notables del automovilismo y que ha sido la apertura del juego a las ciudades del interior. Muchos de los pueblos de la Provincia de Buenos Aires (Las Flores, Tandil, Balcarce, Necochea, Mar del Plata, Lobería, Junín, Santa Teresita entre tantos otros) han sido sedes de alguna prueba de la temporada del TC; algo que también provocaría que muchos pilotos de lugares que poca trascendencia tienen participen de la misma y hasta incluso ganando campeonatos. La etapa de ruta o los circuitos semipermanentes hicieron historia hasta el año 1997, donde se puso fin para consolidar los proyectos de autódromos que en hoy en día vemos.

Los pilotos son los protagonistas finales del TC, el primer campeón fue Eduardo Pedrazzini con un Ford V8; Juan Manuel Fangio fue el primero en festejar por duplicado consecutivo (1940-41) además de dar inicio en galardones a la marca Chevrolet, la 2º Guerra Mundial ocasionó seis años de ausencia. Luego vino la etapa de los hermanos Oscar y Juan Gálvez donde la sumatoria de títulos llegaron a un total de 13 en 14 campeonatos (1947-1961), sólo Rodolfo de Álzaga cortó la racha en 1959, de ésas 13 coronas, 9 se fueron para Juan quien es el máximo conquistador hasta hoy y las 4 restantes para Oscar. Dante Emiliozzi siguió con sus penta campeonatos consecutivos hasta 1965. El Torino tuvo su única parte gloriosa desde 1967 hasta 1970 donde cosecharon 5 títulos con Eduardo Copello y Luis Rubén Di Palma como los abanderados y que serían los últimos hasta ahora.

Héctor Luis Gradassi (4) y Juan María Traverso dominaron los 70’ con sus Ford Falcon y en los 80’ sería el momento de los Dodge, donde Roberto Mouras (4 títulos), Antonio Aventín (1), Oscar Angeletti (1) y Oscar Castellano (2 con Dodge) harían que la compañía estadounidense escriba sus primeras páginas. Ya para los 90, Ford y Chevrolet se repartieron coronas donde conoceríamos la imagen de un joven Guillermo Ortelli en 1998 y donde también reafirmará su condición de campeón Traverso pero con Chevrolet y en tres ocasiones seguidas. El “Flaco” es el primer y hasta ahora, único piloto en adjudicarse títulos manejando los coches que mayor rivalidad poseen. Ya para la actualidad, fue Ortelli quien hizo ampliar su estantería de premios llevándose 6 campeonatos más (contando el del año pasado) dejándolo como el 2º máximo ganador por detrás de Juan Gálvez; Norberto Fontana consagraría al Dodge Cherokee por última vez en 2006 y Omar “Gurí” Martínez sería el último quien le haya brindado alegrías a Ford (2015) además de ser el campeón de mayor edad (49).

El lado “B” del automovilismo lo tiene las temibles consecuencias que puede abarcar el manejo de un coche a altas velocidades. La muerte es algo que chocó en la historia de cada competencia mundial, no es novedoso para lo que es el ámbito argentino, pero aún así se intenta que la seguridad en pista y del conductor esté presente. Parte de las razones del fin de los circuitos semipermanentes son causa de éstos, Roberto Mouras fue el último en sufrirlo en la vuelta de Lobos de 1992. Se registró un total de 23 pilotos fallecidos con 3 acompañantes de ellos. La última tragedia fue la de Guido Falaschi el 11 noviembre de 2011 en el Autódromo de Balcarce que desde ahí no se volvió a utilizar para ninguna competencia argentina. Los acompañantes o copilotos dejaron de formar parte desde 2007 en aquel accidente múltiple de Comodoro Rivadavia.

Por último hay que hacer valoración de lo que es participación de aquellos competidores que comparten parentescos con otros dentro del Turismo Carretera. Los hermanos Gálvez, la extensa familia Di Palma (Luis Rubén padre, Marcos, Patricio, José Luis que ahora posee a su hijo Josito en competencia) De Benedictis (padre e hijo), Oscar y Jonatan Castellano (padre e hijo), Oscar y Diego Aventín (padre e hijo ambos campeones), Vicente y Leonel Pernía son de los tantos ejemplos de una pasión Argentina que se encuentra por detrás del fútbol y que durante 80 y esperemos que muchos más años por delante seguirá transmitiendo como siempre lo ha realizado en cada mediodía de domingo de carrera.

¡Felices 80 años Turismo Carretera!

Traverso y un retiro a pura gloria

«Si además de la renuncia de la Comisión Asesora y Fiscalizadora de la ACTC (CAF), se toman un par de medidas más, las cosas pueden variar y podría continuar mi carrera en el TC», recordó el piloto de Ford, Juan María Traverso, en aquella charla previa al anuncio de su retiro de las pistas. Esas palabras fueron las que le manifestó furioso a Diego Aventín, hijo del ex presidente de la Asociación Corredores Turismo Carretera, tras lograr el campeonato de TC de 1999 y el sexto en su carrera.
Y es que el “Flaco”, hace memoria pasados ya 14 años de ese merecido título obtenido que estuvo marcado de polémicas, y afirma que no era lo que él realmente deseaba, dejar de lado su pasión por las carreras. Juan María solo exigía credibilidad por parte de la ACTC a la hora de tomar decisiones, ya que estaba cansado de todo lo que pasaba tanto dentro como fuera del circuito.
Las polémicas comenzaron en la fecha 15 del Turismo Carretera en Balcarce, cuando la carrera terminó una vuelta antes de lo previsto a causa de la invasión de los aficionados. Casualmente esto sucedió en el mismo momento en el que el Falcon conducido por su escolta en el campeonato y compañero de equipo, Omar “Gurí” Martínez, padecía una falla en el motor y no podía culminar las 21 vueltas. Traverso se sentía campeón, pero ese ingreso a las pistas del público hizo que se le diera la victoria al «Gurí», por lo que el “Flaco” y su mítico auto violeta debían esperar otra fecha para gritar campeón por sexta ocasión.
Ahora la diferencia entre ambos competidores era de 27.50 puntos con tan solo 50 en juego. Llegaba el turno de correr en el Autódromo de Trelew, donde sucedería algo aún más insólito que en la carrera del fin de semana anterior.
Se lo sancionó a Martínez, quien había llegado segundo en la final, por cambiar la trompa de su Falcon en la grilla de partida en el instante previo a la segunda serie. El piloto de Ramallo, que había finalizado duodécimo en la serie decisiva, era finalmente el campeón.
Y surgió un nuevo pero. Misteriosamente, el martes posterior a la carrera en la reunión de comisión directiva de la ACTC y por una moción del por entonces presidente Juan Carlos Deambrosi, se reabrió el caso y fue reclasificado el “Gurí” Martínez, por lo tanto la definición se extendió a la carrera de Buenos Aires.
«Generalmente siempre ocurren estas desprolijidades en la ACTC; recuerdo que nos llamaron a una conferencia de prensa los miembros de la CAF y explicaron que el procedimiento de sanción no había sido el correcto», explica Marcelo Mercado, periodista y relator de Carburando.
A todo esto, el “Flaco” ya había desatado sus festejos en la ciudad fierrera de Chubut, y cuando se enteró de esta vuelta atrás por parte de la Comisión Asesora y Fiscalizadora de la ACTC no lo podía creer. «Yo ya había ganado lealmente en Trelew, era más que claro que me estaban cagando».
Era el 14 de noviembre y Traverso llegaba a Bueno Aires con el traje de campeón puesto sin importarle lo que dijese la máxima autoridad. Se corría la fecha 16 en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez y el piloto de Ramallo temía una nueva polémica. Pero no iba a haber lugar a ninguna sospecha. Todo se definió en la segunda vuelta cuando el motor del “Gurí” explotó, por lo que el piloto nacido en Paraná no podía continuar.
En ese instante explotó también pero de alegría el equipo de Ford, ya que contra vientos y mareas y a pesar de decisiones más que cuestionables, el “Flaco”, como lo apodaban sus amigos, era por sexta vez hacedor de un nuevo título en Turismo Carretera.
Estas polémicas que podrían haberse evitado dañaron mucho el futuro del automovilismo nacional. Las consecuencias fueron la casi renuncia de Juan Carlos Deambrosi, por ese entonces presidente de la ACTC, al año siguiente de consumado el hecho y el ya mencionado retiro del “Flaco” Traverso en plena conferencia de prensa post definición.
Pero la mayor pérdida se debió a que esa fue la última carrera de Traverso con mecánica de Jorge Pedersoli, aquel mecánico que lograra en 1968 su primer campeonato con el legendario Trueno Naranja de Carlos Pairetti, y se puso fin a una dupla explosiva y exitosa ganadora de tres títulos en el TC.
El mundo del automovilismo sabía que Traverso volvería, ya que no era ese el final que uno de los mejores pilotos de la historia y el segundo piloto con mayor número de títulos del TC sólo por detrás de los nueve logros conseguidos por Juan Gálvez, merecía. Y así sucedió en 2005 aunque con menos éxito. Los resultados no fueron lo esperado por lo que los sponsors decidieron quitarle el apoyo.
El “Gurí” Martínez debió conformarse con el subcampeonato, algo que lograría en tres ocasiones consecutivas. Con 16 títulos al mando de su inolvidable auto violeta el «Flaco» es considerado por Ernesto “Tito” Bessone como «un referente, pero un ser muy calentón».
En aquella conferencia, tras lograr el campeonato en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez, Juan María exponía su enojo para con la Asociación Corredores Turismo Carretera. «Yo digo lo que pienso, aunque crean que a veces peco de soberbio», explica Traverso, ya con el paso de los años. Al piloto de Ramallo no le tembló el pulso a la hora de decirle adiós a esa pasión que desde chico dedicó su vida.
Hoy, ya más relajado y disfrutando de su familia, el ex piloto de Torino, Ford y Chevrolet manifiesta que su única intención a la hora de alejarse de las pistas era la de demostrarle al por entonces presidente de la ACTC, Deambrosi, que el automovilismo de nuestro país necesitaba un cambio radical a base de mayor transparencia, algo que hasta el día de hoy Traverso sigue esperando.

error

Seguinos!