Wanchope Ábila

Boca goleó a San Martín y estiró su ventaja

Con goles de Tevez, Pavón, Nández y Abila; el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto es puntero indiscutido. La victoria tuvo algunas polémicas y Cristian Pavón se retiró antes de terminar el encuentro, por una molestia en su pierna derecha.

En el primer tiempo Boca implementó sus aspiraciones desde el principio, a través de la participación de sus volantes y la presión de los mediocampistas ante las intenciones de San Martín en la ofensiva. Las combinaciones entre Cardona y Reynoso comenzaron a surgir efecto, y la aparición de Carlos Tevez fue clave para marcar la diferencia en el marcador.

A solo 3′ del comienzo, Edwin condujo un progreso del equipo y tras asociarse con Reynoso el volante quedó al límite del offside, mano a mano con Cristian Ardente que desvió la definición cruzada, pero Carlos Tevez capturó el rebote y puso el 1 a 0 para el local. La ventaja le concedió al conjunto de Guillermo Barros Schelotto una forma de juego que hace algunos partidos no conseguía.

Sin tanta participación de sus laterales, Nández y Barrios complementaron la colectividad de mitad de cancha hacia adelante. Transcurriendo los 9 minutos, Wilmar Barrios concentró la posesión en Tevez, y el Apache habilitó entre líneas a Cristian Pavón que se encargó del defensor, al momento de enfrentar al arquero levantó el balón sobre el mismo y quedó con el arco a su merced para colocar la ventaja a dos.

La tendencia parecía darle al líder una diferencia marcada en el dominio, pero el equipo de Néstor Gorosito logró adelantar sus líneas y encontrar a sus delanteros con más espacios para intercalar posiciones. A los 12′ un tiro libre cerca del área, ejecutado por Caravajal, le dio la oportunidad al visitante de descontar luego de una descoordinación de la defensa rival y la definición con la cabeza de Álvaro Fernández.

El descuento afectó al funcionamiento del Xeneize, que no mantuvo la eficacia en los pases y el desequilibrio de sus jugadores en la delantera. Ante este desacople el conjunto sanjuanino, aprovecho el desarrollo para descolocar al rival en la zona defensiva.

La idea le dio resultado a la visita y el sistema defensivo de Boca padeció las últimas acciones de la primera parte. A dos minutos del tiempo asignado, el local protagonizó una oportunidad clara para agrandar el marcador tras una proyección de Cardona en el área, y una tapada del arquero que dejó un rebote para Fabbra que con el arco a su merced definió por encima del travesaño.

La parte suplementaria fue diferente desde el inicio. Sin tanta dinámica el equipo de La Ribera supo controlar la posesión de pelota pero el cambio de ritmo en el ataque tuvo más pausas y  participación activa de los laterales. El visitante apeló al pase largo y los errores que el rival tenía en la perdida de balón sobre la media cancha.

El transcurso se volvía más disputado y, si bien el juego de Boca alterno buenas y malas, las individualidades prevalecieron a su favor.

En el minuto 22, Leo Jara conecto a Pavón, el delantero picó al vacío luego de la habilitación ejecutada por Tevez y al enviar el centro por abajo, Nández ingresó sin marca para poner el 3 a 1.

El local encontraba una diferencia razonable y posterior a esto el transcurso del último tramo iba a ser ajeno al marcador. El conjunto de Gorosito complicó las salidas del rival  y el factor físico pasó a tener importancia.

Con la entrada de Abila, Boca tuvo otra perspectiva de partido mientras la ventaja se achicó tras el descuento conseguido por la visita a tres minutos de los 45 luego de una jugada individual de Álvaro Fernández, y la asistencia a espaldas de la defensa en la que Claudio Spenelli, líquido a Agustín Rossi.

El ritmo del encuentro no daba tregua, al minuto de esa acción, Fabbra puso a correr a Wanchope y el ex Huracán se perfiló para definir a palo cambiado y poner el 4 a 2 definitivo.

El equipo de Barros Schelotto continua en la punta y estira la ventaja a 12 puntos de sus respectivos perseguidores.

 

Boca sigue negociando

Boca continúa su odisea en busca de refuerzos para las semifinales de la Copa Libertadores, y poco a poco comienza a haber novedades de cara a la vuelta a los trabajos el 2 de junio y el choque con Independiente del Valle cinco días después.

En tanto a los nombres que ya se saben, la principal obsesión del Xeneize está en ocupar los puestos “flojos” hoy en día. Con Walter Bou prácticamente abrochado, uno de los grandes deseos es Guido Carrillo. El ex Estudiantes, hoy en el Mónaco, ya había comentado que su intención es seguir en Europa, pero desde La Ribera no se dan por vencidos y ofertarán a los franceses por un posible préstamo para cubrir el puesto de 9 de área, algo que actualmente hace Carlos Tévez, debido a la ausencia –y posterior recisión- de Daniel Osvaldo. La otra opción para este puesto es Wanchope Ábila, pero el delantero de Huracán parece impagable debido al altísimo precio que le puso el Globo, por lo que el ‘9’ que pide toda la hinchada quedará relegado a una segunda etapa de negociaciones. El tercer punto a ver en el área es Dario Benedetto, pero su club, el América de México, rechazó la oferta que le dieron de 2 millones de dólares por el ex Arsenal de Sarandí.

Pasando al mediocampo aparece Fernando Zuqui. El capitán de Godoy Cruz tuvo un gran torneo y pese a no clasificar a la Libertadores 2017, su nombre comenzó a resonar entre los equipos, y parece que Boca es el que se lo llevará. «Uno está muy contento y, por lo que me enteré, los clubes están de acuerdo y faltan algunos detalles. Estoy tranquilo, descansando y esperando que me confirmen algunas cosas. Faltan definir detalles, lo del contrato con mi representante se está por solucionar. Tengo muchas ganas de jugar en Boca», comentó el volante. La idea es comprarle el 90% del pase y que desde el primer día se vista de azul y oro. El otro jugador a tener en cuenta es Guido Pizarro, pero parece que traer al mediocampista de Tigres de México es muy complicado, por no decir imposible, ya que renovó con su equipo y su precio es demasiado alto.

Ya yendo a la defensa, aparece Álvaro Pereyra. La dirigencia parece que ya tiene todo acordado con “Palito” luego de ver que se complicó la llegada de Jean Beausejour, pero recién se concretaría todo luego de la Copa América Centenario, ya que el lateral está con la selección uruguaya. Además, la obsesión de Guillermo Barros Schelotto es Gustavo Gómez, ya que lo conocen de su paso por Lanús y le mandarían una oferta al Granate por el 50%. Por último, en las últimas horas habría llegado una oferta por Gino Peruzzi desde Italia. El Nápoli lo quiere y corre riesgo su presencia en la reanudación de la Libertadores.

Huracán vs Unión: un partido para cumplir

Típico partido de final de torneo con dos equipos que ya no tienen chances de pelear por el título o la clasificación a las Copas. Un empate con sabor amargo para ambos.

Los equipos salieron a la cancha como todos los partidos, pero la atención no estuvo puesta en los titulares, en el banco de suplentes volvía después del accidente Patricio Toranzo. Y la gente vitoreo el “Olé olé Olé Pato Pato” desde el primer momento. Además, en el equipo de Eduardo Domínguez debutó Leonel Müller, lateral por izquierda.

El partido comenzó trabado, sin acciones para ninguno de los dos equipos hasta que en el minuto 30, Cristián Espinoza con un remate de larga distancia que rebotó en Santiago Zurbriggen , dejó mal parado a Nereo Fernández y abrió el marcador. ¿Será su último gol en Huracán?

Después del gol, Huracán cedió terreno y el equipo de Leonardo Madelón comenzó a afirmarse a través de centros y remates fuera del área que no incomodaron a Marcos Díaz. Sin embargo cuando terminaba el partido una gran jugada colectivo, habilitación de Malcorra y gol de Claudio Riaño.

El segundo tiempo fue chato, Huracán tuvo en los pies de Romero Gamarra la chance más clara pero Nereo Fernández le cerró los caminos, Unión jugó decididamente de contra esperando la oportunidad que no iba a llegar.

Sin embargo, la frutilla del postre fue la vuelta al fútbol de Patricio Toranzo después del accidente en Venezuela, en el minuto 31, Domínguez hace señas y lo llamó. La gente empezó a aplaudir desde antes que llegará al banco. La emoción colmó el Palacio Tomás Adolfo Ducó y el mundo del fútbol recibió al Pato que ganó la batalla.

Así firmaron tablas Unión y Huracán y a pensar en lo que viene, hoy en Huracán se despidieron, probablemente, Cristián Espinoza y Ramón Wanchope Ábila. En Unión, Ignacio Malcorra suena en varios equipos y puede emigrar pero hoy los equipos hicieron agua en el Ducó y por eso hacía falta el Pato.

Ábila: «Una de las canchas más lindas del mundo»

Luego del empate sin goles entre Boca y Huracán en la Bombonera, a Ramón Wanchope Ábila le preguntaron acerca de sus sensaciones durante el partido, y respondió con un mimo hacia la gente de Boca: «Me gustó jugar acá, es una de las canchas mas lindas del mundo».

El goleador de Huracán, pretendido por el «eneize» para el próximo mercado de pases, no había jugado nunca en el mítico estadio Alberto J. Armando. «Lamentablemente no me quedó ninguna como para poder convertir» señaló el cordobés acerca de la ausencia de goles en el partido. «Es el mayor enojo que uno tiene».

Consultado acerca de la seguidilla de partidos del «globo», el ex Instituto respondió con humor: «Jugamos cada 3 días, nos han visto más a nosotros que a la novela. Hemos jugado mas de veinte partidos en dos meses».

El conjunto de Domínguez recibirá en la próxima fecha a Unión, ya sin posibilidades matemáticas de llegar al segundo puesto de la Zona 2.

Contra doce es imposible…

¿Cómo analizar un partido que fue un robo, un robo televisado y sumamente alevoso? Es muy difícil poder explicar objetivamente este partido y caer en una crónica de los hechos pero si hubo un responsable para que Huracán quedará afuera de la Copa Libertadores es, sin duda, José Argote.

Huracán fue a jugar de igual a igual al mejor equipo de la copa, Atlético Nacional y en los primeros minutos lo demostró, a los 22 minutos comenzó el show, penal inexistente para el local que convirtió Víctor Ibarbo. Sin embargo tres minutos después con un pase magnífico de Mauro Bogado, Cristian Espinoza marcó el empate.

Todas las divididas para Argote fueron para el local y el primer tiempo terminó con un empate que clasificaba a Huracán, pero el árbitro no aceptó ese resultado y a pocos minutos que comenzó el segundo tiempo, en una resolución insólita, expulsó a Mancinelli por un “roce”, porque tenía que clasificar el local en realidad.

De allí en adelante las cosas se complicaron para Huracán y en una ráfaga se encontró 3 a 1 abajo con dos goles de Guerra. Sin embargo, un equipo que demostró a lo largo de la Copa que no estaba allí de casualidad descontó con una tijera increíble de “Wanchope” Ábila.

A pesar de intentarlo, sobre el final en una de las contras, Atlético Nacional encontró el cuarto gol en los pies de Jonatan Copete, en uno de los tantos contraataques que tuvo el local con un hombre de más y  Huracán volcado en ataque.

Huracán hoy no logró la clasificación pero demostró que sus once jugadores lo merecían, Argote se los impidió y realmente si usted vio el partido lo sabe. Fue muy triste lo que paso en el final, donde hubo peleas entre los equipos y absolutamente toda la delegación fue a increpar al árbitro. No hacía falta y no tiene ninguna justificación pero a mil pulsaciones por segundo en un panorama tan adverso, es difícil.

Situaciones como las de hoy, manchan aún más al deporte. Probablemente el árbitro no vuelva a dirigir un partido internacional pero eso no le devuelve la clasificación al equipo argentino. Es el deseo de todos que de una vez por todas, el fútbol se defina dentro de la cancha, en noventa minutos y entre veintidós jugadores, que no haya más “factores externos” que condicionen los resultados.

Huracán vs Atlético Nacional: Para llegar a cuartos…

Comienzan los octavos de final de la Copa Libertadores, Huracán y Atlético Nacional abrirán esta nueva fase a las 19.30 en el Tomás Adolfo Ducó.
El equipo de Eduardo Domínguez se prepara para uno de los partidos más importantes de su historia. Luego de 42 años clasifica a los octavos de final y enfrente tendrá a un duro rival, Atlético Nacional que finalizó como el mejor de los primeros.
Luego de varios partidos, el globo contará con todos los titulares, vuelven de sus respectivas lesiones Daniel “Rolfi” Montenegro y Cristián Espinoza; Matías Fritzler vuelve a ocupar el puesto en la mitad de cancha.
Por lo tanto los once que ingresarán hoy al campo serán: Marcos Díaz; José San Román, Hugo Nervo, Federico Mancinelli, Luciano Balbi; Mauro Bogado, Matías Fritzler; Alejandro Romero Gamarra, Daniel Montenegro, Cristián Espinoza y Ramón “Wanchope” Ábila.
Atlético Nacional es, sin ninguna duda, el mejor equipo de la Copa Libertadores, no ha recibido goles en contra y ganó 5 de los 6 partidos de la fase de grupos. Firme en defensa y contundente en ataque es uno de los candidatos a llevarse el título.
Reinaldo Rueda guardó lo mejor para este partido, el fin de semana por el torneo local perdieron 2 a 0 contra Cortuluá y una de las razones es que 14 jugadores están entrenando en Argentina desde el viernes.
El equipo colombiano entonces irá con: Franco Armani; Daniel Bocanegra, Alexis Henríquez, Dávinson Sánchez, Farid Díaz; Alexander Mejía, Sebastián Pérez; Marlos Moreno, Andrés Ibargüen, Jonathan Copete y Víctor Ibarbo.

Estos equipos se van a ver las caras por tecera vez en esta edición de la Copa: en Argentina fue victoria de Atlético por 2 a 0 y en Colombia, empate sin goles. Huracán buscará el batacazo y el equipo colombiano confirmar que está para salir campeón, a las 19.30 en el Estadio Tomás Adolfo Ducó se juegan los primeros 90 minutos.

El Cuervo se quedó con el clásico

El clásico se lo quedo el local, con polémica sobre el final, pero venció por la mínima diferencia a Huracán.

Los primeros diez minutos fueron los mejores del equipo de Eduardo Domínguez, con dos remates fuera del área de Mariano González que uno rozó el palo derecho y el otro rebotó en el travesaño y ¿pegó en la línea? Una jugada muy fina, que luego de verla en la repetición da la sensación de que entró.

Luego la pelota la dominó San Lorenzo, con un Néstor Ortigoza impecable en el mediocampo, llenó el área de Marcos Díaz de centros, remates largas distancia pero Hugo Nervo y Federico Mancinelli estuvieron muy firmes.

El segundo tiempo siguió en la misma sintonía, hasta que un error donde Nervo le dejó la pelota en los pies de Ortigoza que habilitó a Barrientos se la entregó a Sebastián Blandi para que convierta el gol que terminaría siendo definitivo.

Domínguez probó con los ingresos de Espinoza y Miralles para plantarse de forma definitivamente ofensiva pero lo único que pudo hacer es llenar de pelotazos de mitad de cancha llegar al área con todo el equipo cerca de Sebastián Torrico.

En uno de los contraataques que tuvo el equipo de Pablo Guede, Mauro Bogado que fue uno de los peores jugadores del partido, intercepta un pase con la mano y penal. El dato es que Ortigoza erró después de 34 ejecuciones ya que su remate pegó en el travesaño.

Pero la polémica iba a llegar, y en uno de los centros al área, Ábila la pelea con Caruzzo que le da una patada de atrás, penal claro, que Jorge Baliño decide no cobrar. El partido siguió con embistes de Huracán con fuerza de voluntad y poca claridad.

El resultado por lo sucedido antes del gol de San Lorenzo es justo, luego del gol y con los cambios de Guede, el equipo local se paró para mantener el triunfo y jugar de contraataque. Allí Huracán fue más, pero se notó el cansancio de un equipo que juega todas las semanas dos partidos y sufrió las faltas de Montenegro y Frizler.

El cuervo sigue puntero pese a todos los resultados y Huracán se despidió definitivamente del torneo y se deberá enfocar a seguir sumando para alejarse de la zona de descenso, pensar en la Copa Libertadores y el partido del martes por la ida de octavos de final contra Atlético Nacional.

error

Seguinos!