Terminó el casting: Ganó el Patón

El Patón Bauza fue elegido para ser el nuevo entrenador de la Selección Argentina, luego de la renuncia de Gerardo Martino.

Foto: Olé

Finalmente llegó el día. Se terminó el casting y la elección, bizarra en cierto punto, del nuevo director técnico de la Selección Argentina llegó a su fin. Muchos fueron los nombres que sonaron, pero finalmente uno debía quedarse con el puesto y el elegido fue Edgardo Bauza. El Patón viene de dirigir al Sao Paulo de Brasil, equipo con el que llegó a las semifinales de la última Copa Libertadores, perdiendo ante Atlético Nacional, conjunto que luego fue campeón.

Sus inicios como entrenador los dio en Rosario Central, equipo donde se consagró como jugador, y consiguió los subcampeonatos del Apertura 1999 y la Copa Conmebol 1998. Además, llevó al Canalla a las Copas Libertadores del 2000 y 2001, y en la última llegaron a semifinales.

Su siguiente logró ocurrió en 2004, cuando comenzó su travesía fuera del país y sacó campeón a Sporting Cristal de Perú en el Clausura del mismo año. Pero finalmente alcanzaría la gloria con Liga de Quito, conjunto de Ecuador con el que consiguió el título de la Serie A 2007, y luego ganarían la Copa Libertadores en 2008 (Primera en la historia para dicho país) tras ganarle al Fluminense brasileño en los penales. Finalmente su primer ciclo en el club finalizaría con el subcampeonato en el Mundial de Clubes, cayendo en la final por 1 a 0 ante Manchester United.

En 2009 dirigió por tres meses al Al-Nassr de Arabia Saudita, pero luego volvió a la Liga de Quito y consiguió dos títulos más. En 2010 su equipo derrotó a Estudiantes de La Plata para quedarse con la Recopa Sudamericana, y también venció a Emelec en la final de la Copa Credifé 2010, torneo local de Ecuador.

Su vuelta a Argentina se dio en 2013 para dirigir a San Lorenzo, y se ganó el corazón de los hinchas, ganando nada más ni nada menos que la primera Copa Libertadores en la historia del club, venciendo en la final a Nacional de Uruguay en la edición 2014. Finalmente, en 2016 recalaría en el Sao Paulo, para cerrar oficialmente hoy su etapa y ser oficializado como DT de la Albiceleste.

Primero como jugador, ahora llega el turno de ponerse el buzo que todos los entrenadores argentinos anhelan. Un técnico con una idea clara, y que no le importa lo que se diga. Su primer trabajo será armar la lista para las próximas eliminatorias, y hablar con Lionel Messi para ver su situación y esperanzarse con la vuelta del mejor jugador del mundo.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: