Una derrota que llena de orgullo

La Garra sufrió su cuarta derrota en los Juegos Olímpicos. Fue ante Rusia por 35-29 en un partidazo. El domingo cierran su participación ante Corea del Sur.

Foto: TyC Sports

La Selección Femenina de Handball jugaba ante Rusia en el cuarto encuentro en estos Juegos Olímpicos y debían ganar si querían seguir con aspiraciones de pasar de ronda. La Argentina tuvo un partido para el recuerdo ante una potencia mundial, con aspiraciones de medalla, luego de la amarga derrota ante Francia hace dos días.

En los papeles Rusia aparecía como clarísima candidata a dominar absolutamente el encuentro, y así parecía que iba a ser, con un parcial rápido de 2-0. La Garra hizo todo lo posible para que no fuese así y marcó su primer gol gracias a Luciana Salvadó, pero enseguida las europeas lograron agrandarse y ponerse arriba por cuatro. Esta diferencia se mantuvo hasta que, llegando al primer cuarto del encuentro, las dirigidas por Eduardo Peruchena lograron acercarse y se pusieron 11 a 9 pese a algunas pérdidas. Esto provocó la furia del DT ruso, quien pidió tiempo muerto al ver que superaban a su defensa. A partir de ese entonces el choque se volvió de gol a gol gracias a apariciones como las de Macarena Gandulfo, Amelia Belotti y Manuela Pizzo. Además, las albicelestes mejoraron en lo que se refiere a efectividad y a la solides en defensa. Llegando a los 30 minutos lograron acortar la distancia y ambos conjuntos se fueron al descanso con un marcador de 20 a 18 a favor de Rusia.

Durante el segundo tiempo se vio un auténtico partidazo. Las rusas mantuvieron la diferencia, pero Argentina poco a poco se acercaba, y finalmente logró el empate gracias a Manuela Pizzo, quien luego finalizó como la goleadora albiceleste con seis tantos. Y como si no fuera poco para soñar, por primera vez se pondrían arriba en el marcador mediante un gol de Salvadó, otra de las grandes apariciones del encuentro, y luego lograron aumentar la diferencia a dos a través de Macarena Sans. Sin embargo, el conjunto europeo no se dio por vencido y mantuvo el suspenso. Sobre el final, la Garra volvió a ponerse a dos tras un gol de su capitana, Antonella Mena, pero su rival se aprovechó de errores milimétricos para remontar con ocho tantos consecutivos y llevarse el partido por 35 a 29.

Un resultado por demás mentiroso. Hubo errores mínimos y ciertas imprecisiones que se pagaron muy caro. Sin embargo, nada quita que Argentina se desempeñó de una forma admirable a lo largo de los 60 minutos y, pese a la nueva derrota, jugaron el mejor partido de toda la historia del handball femenino de nuestro país. La Garra cayó de pie, firme, orgullosa, y recibiendo aplausos de todos. Ahora, cerrarán su participación ante Corea del Sur el domingo a las 21:50 hs. Lamentablemente no hubo batacazo, pero el handball femenino de Argentina se irá de los Juegos Olímpicos sabiendo que, a este paso, las espera un enorme futuro.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: