lun. Dic 9th, 2019

Vientos de cambio

Luego del histórico subcampeonato del torneo pasado de la Superliga 2018/2019, el cuadro humilde que enamoraba a la gente con su fiel estilo de juego, Defensa y Justicia quedó sumergido en un profundo desacople. Las caras no son las mismas, y el andar y los resultados, por el momento tampoco. El motivo del comienzo poco auspicioso en este campeonato que empezó hace dos fechas, se lo atribuye a unas simples razones en específico: Recambio y reestructuración.

La época de vacas flacas apareció en Florencio Varela, y hasta el momento, no ha repercutido de la mejor manera. El receso llegó y con él, las bajas. Primeramente, la salida de la cabeza principal del aquel equipo que dio que hablar, el DT, Sebastian Beccacece, quien firmó con Independiente de Avellaneda. Y junto a este, surgió la ruptura de la columna vertebral. Las figuras de Matías Rojas, Gaston Togni y Alexander Barboza entre otros, emigraron y, el objetivo de la dirigencia del Halcón de consolidar el equipo, se diluyó rápidamente.

Inmediatamente, la Comisión Directiva del conjunto de Florencio Varela, no se quedó de brazos cruzados y puso manos a la obra, con el objeto en primera medida en contratar un entrenador que satisfaga sus pretensiones y que cumpla los siguientes requisitos a la hora de entrenar a los futbolistas: Juego limpio, por abajo, presión alta y una intensa proyección de los laterales. En definitiva, que la idea y el método no se negocie bajo ningún concepto. Y tras algunas charlas e idas y vueltas, Mariano Soso fue el seleccionado.

Una dura pretemporada en la que en el camino se vieron caras nuevas en el plantel, caso Raul Loaiza proveniente del Atlético Nacional de Colombia o el juvenil de River Plate, Hector Martinez, el campeonato empezó y la pelota volvió a rodar y esta vez, no tan en su favor. Las derrotas ante Independiente en calidad de local y Unión de Santa Fe como visitante, marcaron de manera no tan positiva en el mundo Defensa y Justicia.

El futuro es incierto pero, hay un norte. La metodología y formar de trabajar del actual director técnico, se asemeja a la del ex ayudante de campo de Jorge Sampaoli, con la particularidad obvia de que los resultados no están acompañando. El camino es largo y la confianza de volver a consolidar las bases para un nuevo buen andar están puestas. La fe y la ilusión del hincha sigue viva, y es verdad, los antecedentes lo avalan totalmente.

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: